Condenado por creerse víctima de cámara oculta

Todos tememos ser víctimas de una broma de cámara oculta: caminando por la calle, en un centro comercial, o incluso yendo al trabajo. En alguna ocasión hemos visto programas que presentan situaciones desternillantes a individuos desprevenidos que caen sin remedio en el engaño. Esto no le ocurrió al conductor de un auto con matrícula manipulada, al que la Guardia Civil dio el alto. Esa orden era real y las personas eran ciertamente agentes de la ley y el orden, sin embargo, el protagonista de este entuerto no lo entendió así. La plataforma en red Leo Noticias nos acerca los hechos, que parecen sacados de una historieta de 13 Rue del Percebe.

Sentenciado por ausencia de cámara oculta

condenado por creerse victima de camara oculta 1

Un hombre va conduciendo su coche cuando la Guardia Civil le da el alto al vehículo. Hasta aquí parece todo normal, pero entonces el hombre ignora la orden e intenta darse a la fuga. Esto ha sucedido esta semana, y no parece ser noticia hasta que atendemos a los detalles de la sentencia. En ella, se informa que el coche llevaba manipulada la matrícula, habiendo cambiado una letra C por una O con cinta adhesiva negra. El abogado defensor alega que su cliente no se detuvo puesto que pensó que se trataba de una broma de cámara oculta, y que no sabía nada de que la placa identificativa estaba trucada puesto que apenas utilizaba el vehículo. El juicio se celebrará el próximo día 7 de Julio en el Juzgado de lo Penal Nº1 de León y el acusado podría enfrentarse a un año de prisión y una multa de nueve meses con cuota diaria de diez euros.

Víctima de espionaje y cámaras ocultas

condenado por creerse victima de camara oculta 2

Tras los hechos y la posterior detención, la defensa del acusado alega que el detenido desconocía que la matrícula estuviera manipulada dado que él no utilizaba apenas el automóvil, y que la fiscalía se basa únicamente en las declaraciones subjetivas del agente que, al observar la placa del coche, asume que el hombre es el autor material de la modificación de los caracteres. No existen pruebas que señalen al varón como el artífice del cambio, pero ignoró una orden de un oficial estatal, algo que en España es delito. Además, el acusado ya había sido cazado con la matrícula modificada en anteriores ocasiones, por lo que podría constar como antecedentes. Algo que está en contrapunto con lo alegado por el abogado defensor acerca de la escasa utilización del vehículo. El problema se presenta cuando no detiene el automóvil cuando el Guardia Civil así lo pide, y se alega que el conductor creyó que era una broma. La justicia no gusta de ser tomada a risa pues su autoridad debe ser respetada.

La sensación de estar siendo grabado

condenado por creerse victima de camara oculta 3

Pensado en frío, las alegaciones de la defensa y el acusado resultan hasta divertidas. En diversos programas televisivos, sobre todo extranjeros, se hacen múltiples bromas pesadas con los cuerpos del orden de por medio, siempre siendo un disfraz y nunca excediendo los límites de la legalidad. Resulta complicado no sentir cierta empatía por el detenido, pues en ocasiones fuera de lo común hemos tenido la sensación de estar dentro de una broma de cámara oculta. ¿Por qué no le puede haber pasado lo mismo a este hombre? El dato importante es que las desprevenidas víctimas de los shows de la televisión no cometían un delito mientras eran engañados. Independientemente de la opinión popular, el varón debe enfrentarse a la prisión y multa si sale declarado culpable, algo que seguramente no resulte tan divertido al acusado. Afortunadamente, no compete a los lectores juzgar los actos y serán los especialistas en leyes los que tengan que sentenciarle.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *