El barrido electrónico

El Barrido Electrónico es la contramedida de seguridad más importante. Consiste en la búsqueda sistemática de aparatos de espionaje activos, sistemas intrusos de captación de información, sistemas de escuchas y pinchazos telefónicos.

Los Barridos Electrónicos que se realizan están basados en procedimientos que siguen una metodología científica y deben estar desarrollados por personal cualificado y con equipos técnicos adaptados para tales fines.

Al término del Barrido se debe entregar un informe técnico detallado con el procedimiento realizado, además de comentarios, conclusiones y recomendaciones.

Aplicaciones
El Barrido Electrónico se aplica como medida preventiva en salas de sesiones y despachos en las cuales se van a llevar a cabo reuniones y entrevistas importantes y confidenciales, en ambientes donde realicen actividades personas que por condiciones de trabajo o personales son susceptibles a procedimientos de robo de información.

Como medida secundaria ante la sospecha o indicio de fuga de información, se aplica en estos casos la recomendación de ampliación de los ambientes a analizar, ya sean salas de secretarias, vehículos, centrales telefónicas, teléfonos móviles y domicilios.

En base al constante estudio de aparatos de espionaje, investigaciones propias y a nuestra experiencia, hemos desarrollado un procedimiento de Barrido Electrónico que garantiza la seguridad de los ambientes que se analizan.

Procedimiento del barrido
1. Análisis de espectro de radiofrecuencia. Búsqueda de señales de audio y video en banda ancha y estrecha (emisores y receptores de equipos de escuchas y cámaras de video). Búsqueda de emisiones de telefonía móvil.
2. Análisis de línea telefónica. Comprobación de caída de tensión y oscilaciones. Búsqueda de intervenciones mediante la detección electrónica de componentes en la línea (investigación propia). Análisis de centralitas con software específicos.
3. Análisis de red eléctrica. Comprobación de uso como línea transmisora de información. Detección de emisiones infiltradas.
4. Inspección física especializada. Revisión sistemática del ambiente realizada por personal especializado con equipamiento profesional en la búsqueda y detección física de equipos ocultos de espionaje.

Mediante este procedimiento se deben detectar transmisiones de audio, video, cámaras, micrófonos ocultos, cables y fuentes de alimentación, vulnerabilidad en seguridad de ordenadores y redes, sistemas intrusos en centralitas telefónicas y sistemas de registro en el hilo telefónico.

Recomendaciones generales
(Factores a tener en cuenta a la hora de concertar dichos servicios de barrido o control electrónico).

  • Llamar a una empresa con experiencia en control y limpieza electrónica.
  • Contactar con el cliente fuera del ambiente que se sospeche controlado.
  • No contactar ni por fax, ni por correo electrónico de la empresa o domicilio.
  • Mantener la confidencialidad absoluta, aconsejando al cliente que lo sepan el menor número posible de personas, aunque se nos diga que son de la máxima confianza.
  • Realizar la limpieza siempre en horas que no haya nadie y que menos nos controlen.
  • Si el servicio se realiza habiendo gente, procuraremos que piensen que somos un servicio técnico o de mantenimiento o de reparación.
  • Si el ambiente a controlar se hace periódicamente, tendremos en cuenta blindar algunas zonas y equipos técnicos que, por seguridad, nunca debe saber nadie como se han realizado.

Sólo con la tecnología más idónea y con estas recomendaciones, dispondremos de la mejor escoba para “barrer” e “higienizar” zonas y ambientes contaminados…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *